Somos uno de los 8 Centros de Entrenamiento Montessori que existen en toda la república mexicana. Ofrecemos el Curso de Guías Montessori de Casa de Niños y el Curso de Asistentes Montessori. Ambos tienen una certificación internacional otorgada por la Asociación Montessori Internacional (AMI).

 

Historia

El Centro de Entrenamiento Internacional Montessori de Metepec se fundó en 1998. Nuestra fundadora y Entrenadora Internacional, Mtra. Claudia Guerrero Álvarez, tomó la decisión de abrir un espacio dedicado a la formación de Guías Montessori de Casa de Niños, debido a la gran demanda en las escuelas del Valle de Toluca y Metepec.

En febrero del 2008, nuestra Entrenadora fue invitada por la Asociación Montessori Internacional (AMI) a formarse como Entrenadora internacional y que de esta manera el Centro de Entrenamiento tuviera una categoría internacional y que alumnas y alumnos obtuvieran un certificado con validez global.

Somos la única escuela de Metepec, Toluca y alrededores fielmente apegada al Método Montessori.

Nos supervisa la Asociación Montessori Internacional desde 1998.

¿Por qué estudiar con nosotros?

Nos avalan 20 años de experiencia formando Guías Montessori, un estricto apego a la filosofía y pedagogía Montessori, 40 años de experiencia en trabajo con niñas y niños, instalaciones de clase mundial, personal completamente certificado por AMI, convenios con Universidades y Asociaciones mexicanas.

Curso de Guías

El curso de Guías es impartido por la Entrenadora Claudia Guerrero, tiene una duración 18 de meses, 4 días a la semana en horario matutino.

Curso de Asistentes

El curso de asistentes es impartido por la Entrenadora Claudia Guerrero, se realiza 2 veces al año, en los meses de Agosto y Marzo, con una duración de 10 sesiones una vez a la semana en horario vespertino.

“Ambos fuimos a Montessori. Creo que fue parte de ese entrenamiento de no seguir órdenes y de ser motivado por uno mismo, cuestionando lo que está pasando en el mundo y haciendo las cosas un poco diferente”.

Larry Page, Fundador de Google.

“No creo que haya método mejor que el Montessori para sensibilizar a los niños en las bellezas del mundo y para despertarles la curiosidad por los secretos de la vida”.

Gabriel García Marquez

“Si me preguntan si estoy en el camino correcto, creo que si, porque, me siento feliz en este camino, me gusta saber que dónde me paso la mañana es el lugar ideal para prepararme. No puede haber un camino equivocado cuando me tratan con respeto, con cariño, con amor, con humildad, cuando me hacen responsable de mis propios pasos. ¿No tendrían que ser así todas las escuelas del mundo?”.

Regina Larracilla, Alumna de Comunidad de Adolescentes

“Llegar a la luna, pisar un nuevo continente, descubrir una especie nunca antes conocida, convertir la energía en luz, poder estar del otro lado del mundo en segundos, adentrarse a los misterios del cuerpo, viajar hasta sus profundidades llamadas ADN, conocer otros mundos, otros planetas, otras galaxias, otros hombres y mujeres… Conocer, aprender, hacer…”

Javier Calderón, Guía y Coordinador de Taller

“…Vivo tanto en casa como en la escuela los valores del respeto, la amistad, la honestidad, el ser compartido; se les deja tomar sus propias decisiones mostrándoles la consecuencia lógica de ello, llevándolos a ser más autosuficientes y consientes de sí mismos; en definitiva en la escuela se respeta y fortalece el ser de mis hijos”.

Mamá de Casa de Niños

“…Ser Guía Montessori para mí es un acto de fe, ¡es confiar en el potencial de cada niño a través del respeto y el amor!”.

Maritza, Guía de Casa de Niños

“…Gracias a María Montessori por sus investigaciones que nos dicen que los primeros 6 años de vida de todo ser humano representan la edad de oro y que hoy las neurociencias y la psicología lo confirman, gracias Montessori por ser defensora incansable de los niños que son el padre del hombre y por colocarlos como ciudadanos del mundo”.

Nury Calderón, Coordinadora y mamá de Casa de Niños

…de mi preocupación de años por el estudio de la psique de los niños, me encuentro en gran simpatía con su labor de entendimiento y humanitarismo, y mi hija que es pedagoga analítica se considera a si misma una de sus discípulas…

Carta de Sigmund Freud a Maria Montessori, 1917