Blog

Montessori Metepec

Beneficios de ir con el psicólogo/a

Usualmente en nuestro país tendemos a visitar a las y los profesionales de la salud cuando ya presentamos síntomas de algún problema físico o enfermedad, es por ello que aún necesitamos trabajar para incorporar una cultura de prevención en nuestros hábitos cotidianos. Cuando se trata de ir a terapia psicológica, solemos actuar de la misma forma. Sin embargo, las y los psicólogos pueden aportarnos mucho más que meramente un tratamiento psicológico focalizado a determinada situación.

Ir al psicólogo es abrir las puertas del autoconocimiento, es comenzar un camino de reflexión, de conciencia sobre los actos propios y de los que nos rodean, es trabajar la autoestima, en nuestras relaciones interpersonales y en la nuestra con nosotros/as mismos/as, es mejorar nuestra calidad de vida, comprender por qué actuamos de determinada manera y por qué elegimos lo que elegimos.

Pareciera un trabajo emocional del que solamente pueden beneficiarse las personas adultas, dicha aseveración no es correcta.

Las niñas y niños tienen una enorme capacidad de insight (capacidad que tenemos de ser conscientes y comprender nuestros procesos emocionales), en ocasiones son ellas y ellos los que nos dan el ejemplo de cómo estar en contacto con nosotros mismos/as.

Asimismo, es un hecho innegable que hay niñas y niños que requieren con mayor premura un tratamiento psicológico que otros.  Por ello debemos estar atentos a algunos síntomas que nos darían la pauta para pedir ayuda, algunos de ellos son: problemas de sueño, poco apetito, pesadillas de manera continua, poco interés en socializar y hacer amigos, problemas de conducta en la escuela, mal humor constante, problemas para controlar esfínteres, aislamiento, labilidad emocional, entre otros.

Recuerda que pedir ayuda es un signo de fortaleza, no de debilidad.

“La curiosa paradoja es que cuando me acepto tal cual soy, entonces puedo cambiar”.

–Carl Rogers